viernes, 3 de junio de 2016

Alternativas naturales al Ibuprofeno

Es un analgésico popular que pertenece a la clase de medicamentos conocidos como medicamentos antiinflamatorios no esteroideos; que está disponible en la actualidad, tanto en venta libre como por prescripción médica.

Es un tratamiento común para enfermedades tales como molestias menstruales y dolores de cabeza. Si bien es efectivo como un calmante para el dolor, también puede llevar consigo una serie de efectos secundarios tales como daño gastrointestinal y un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. A continuación, voy a compartir contigo unas alternativas naturales al ibuprofeno que te darán el alivio que necesitas y evitarás complicaciones no deseadas.


Corteza de sauce blanco

La corteza de sauce blanco es un remedio a base de hierbas que se remonta en el tiempo, más de 2000 años. Se ha utilizado en muchas culturas como hierbas medicinales, incluyendo la de los antiguos chinos y romanos. Además de ser utilizado para tratar el dolor de espalda baja, osteoartritis y otras condiciones incluyendo bursitis y tendinitis, también puede ser utilizado como un medicamento para aliviar la cefalea de forma natural.

La corteza de sauce blanco contiene una sustancia química natural conocida como salicina. La aspirina, que contiene ácido acetilsalicílico, siguió el modelo de la salicina cuando fue diseñado por primera vez en la década de 1800. A pesar de que no está actuando tan rápido como la aspirina, los efectos de la corteza de sauce blanco pueden tener un efecto más duradero.
Nota: Las personas alérgicas a la aspirina, deben evitar su uso.

Uña de Gato

Es una vid espinosa, tanto la corteza como la raíz de la planta se utiliza para hacer medicinas a base de hierbas. La planta se encuentra en el Sur y Centro América, pero sobre todo en los bosques tropicales de la Amazonía.

Las investigaciones indican que la uña de gato puede ser capaz de estimular el sistema inmunológico. Debido a esto se recomienda no tomarlo si estás tomando medicamentos para suprimir el funcionamiento del sistema inmunológico. La uña de gato contiene un agente anti-inflamatorio que impide la fabricación de una hormona conocida como prostaglandina, una hormona que es en parte responsable del dolor y la inflamación. También contiene antioxidantes.

La investigación llevada a cabo hasta la fecha también sugiere que la uña de gato se puede tomar para relajar los músculos lisos, para dilatar los vasos sanguíneos (lo que ayuda a reducir la hipertensión), y como un diurético natural, para ayudar al cuerpo a perder el exceso de agua. A menudo la toman personas que sufren de osteoartritis de la rodilla.

Se puede comprar en forma de cápsulas, o en su forma natural, cuando se usa para hacer un té o tintura. No se debe exceder la dosis recomendada, o puedes terminar sufriendo de diarrea.
Boswellia

La boswellia también se conoce como incienso indio. Viene del árbol boswelia Serrata que crece en la India y se ha utilizado en la medicina ayurvédica desde hace siglos. Tradicionalmente, se ha utilizado en formato de resina para tratar condiciones inflamatorias crónicas, así como un número de otros trastornos. Estos incluyen:
  •     La osteoartritis
  •     La artritis reumatoide
  •     Trastornos intestinales inflamatorios
  •     Asma
La razón de que la boswellia pueda ser capaz de ayudar con síntomas artríticos es que contiene ácido boswélico que se considera que mejora el flujo de sangre a las articulaciones, evitando así la acumulación de células blancas de la sangre que causan la inflamación.

Hoy en día, la boswellia se puede comprar en forma de una crema para aplicación tópica, una resina como he mencionado anteriormente, o en forma de tabletas. Cuando se usa para tratar la artritis, se dice que puede ser capaz de prevenir la pérdida de cartílago.

Fuente: ecoportal.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres hacer un comentario sobre este articulo, hazlo aquí, gracias.